miércoles, 11 de agosto de 2010

La única respuesta existente.

Estaba leyendo, tirada en mi cama. Joder, leía, eso que a veces olvido cuánto me gusta hacer. Y sonó el maldito teléfono. Odio que suene cuando estoy en la cama, aunque me muera por que lo haga si estoy en cualquier otro lugar del mundo (y no lo hace)

Sonó, una, dos, tres veces. A la cuarta y viendo que nadie lo cogería, di un salto rápido. No estaba en su base, en mi habitación, estaba encima de la cajonera. Dispuesta a ver violada mi propia capacidad de improvisación, como siempre me pasa con el teléfono, escucho a mi madre coger al hermano gemelo del mio en el salón y contestar. "Linea ocupada" me escupe ese irónico aparato que tengo en la mano.

-¿Sí? Dime...

Y lo suelto. Me doy la vuelta y algo se vuelca dentro de mi. No me siento mal, pero de repente estoy perdida. Y casi sin darme tiempo a llegar de nuevo a la cama y abrazarme fuerte a mi peluche mas viejo, me echo a llorar. Y me siento pequeña, perdida y desconcertada.

"¿A quien esperabas?"
Y me contesto yo misma. Siempre lo sé.
Desde hace tres años, es la única respuesta existente.



Pérez, mi ratón de lana gris y cola cortada (yo era pequeña e inconsciente, lo juro) huele a polvo.
Pero da igual, porque tiene once años y ahora vuelve a estar en lo alto de mi cama.
Él sí está siempre. Como a todos los que han estado siempre, se me olvida decirle lo mucho que significa para mi. Pero para él y su olor a polvo, no importan las palabras. No es rubio, es gris. Y no tiene los ojos verdes, los tiene negros, como dos botones. Y no huele ni a ti, ni a tormenta, huele a polvo.
Pero para él, todo lo que hago sí vale la pena. Todo mi miedo importa. Aunque a veces pareciera ser el único.








Comeme la maldita boca y dejame seguir con mi vida.

3 comentarios:

Elendilae dijo...

Aissh, a mi me pasa cuando miro el correo...

Ese final me ha encantado: "Comeme la maldita boca y dejame seguir con mi vida".

Un besito

Lau dijo...

Llevo hora y media leyendo todo lo que escribes y como siempre me impresionas y me sobrecoges.Ojalá el mundo se llenara de gente como tú,sería genial.
Te echo de menos ultimamente pequeñina.

(: vame... dijo...

Ya sabes que ese sentimiento alguna vez desaparecerá, sólo hay que desearlo con muchas ganas :).
Me encanta leerte boooB!
Te echaré de menos estos dias, tequiero!