sábado, 18 de septiembre de 2010

No tan loco

- Buen hombre, ¿Qué hace?
- Limpio mesas señor, con eso me gano el pan.
-¿Pero es que no sabe que ahí se ha sentado la mujer que amo?



Recapacitó. Podría decirse que a veces, resulta complicado diferenciar a un romántico de un loco corriente. Al final encontró la solución. -Tenga caballero, pero no diga nada que me pueden echar.- y le dio la servilleta doblada que quedaba debajo del plato que tenía delante. -Sepa que ésta fue la servilleta que usó.

-Oh, de acuerdo amigo. Muchas gracias por la ayuda.- y marchó.

Quién sabe. Quizás sí que la había usado la mujer que el loco amaba. Quizás los románticos se podrían curar con terapia.




Los celos son un monstruo de ojos verdes.
La esperanza es un arbol de raíces subterráneas.

4 comentarios:

Alice Parker dijo...

Pues que me inyecten en vena el medicamento para dejar de ser romantica de una vez :)

Ovejita preciosa, tequiero muuchisimo y siempre me sorprenden tus actus, no se como lo haces^^

Sombragris dijo...

Esa jeringuilla , medicamento o terapia la quiero lejos de mi....morire siendo un romántico...como tu ...dulces balidos

Elendilae dijo...

Y por qué curar a los románticos?? precisamente la vida carece de ellos!! a mi me gustan los románticos, y yo me considero romántica... :P creo que no habría que perder esa "locura transitoria" que nos provoca el amor... ;)

Un besito!

Viajes.net dijo...

¡Buenas! Hemos visto que este blog también participa en los premios 20 blogs y nos hemos pasado para echarle un vistazo, nosotros también nos presentamos en la categoría de viajes http://lablogoteca.20minutos.es/blog-de-viajesnet-331/0/
Y no hemos querido irnos sin antes dejar un comentario.
Saludos y mucha suerte en el concurso, aunque la cosa está complicada...