domingo, 28 de noviembre de 2010

Poker a la vida


Veo tu sombra a mi lado
y pienso
que naciste para no ser nadie.

Con tus orejas puntiagudas
despeluchadas
tu sonrisa de medio diente
y tu hocico.
Tus manchas oscuras
tu pelusa blanca
y tu eterno, raquítico movimiento
de cola feliz.

No tenías que ser nada más
que un peluche.
Juguete animado
sin necesidad de recarga.
Pero es curioso
Que defiendes mi casa
como no he conocido otra
persona, animal o cosa.

Y ahora,
veo tu sombra a mi lado
y pienso
que naciste para no ser nadie.
Y aquí estás, a mi lado
cuando nadie quiso acompañarme.

Veo tu sombra
y pienso
que si naciste para no ser nadie
por ser tú, así
sin planteártelo
le hiciste un poker a la vida.

1 comentario:

La Tati dijo...

Ainhsssssssss.... que mona la perrita con tus palabras..... ahora hasta la estoy hechando de menos. besitos.
Que pena que ella no sepa leer. Prometo que se lo cuento en cuanto la vea.