lunes, 29 de noviembre de 2010

Todas las cosas que me quedé de ella


1
Yo de Montserrat Forero
me quedé con el violeta.
El gusto por la historia
la otra historia
y la vida.

2
Me quedé con su recuerdo,
manos grandes como raquetas
de hueso y de carne.
Enorme ironía.

3
Me quedé con las únicas lágrimas
las que sabían a sonrisa
y una voz como de océano
calmado y dulce
susurro.

4
Me quedé con una caligrafía
montañosa y escarpada.
Y la habilidad de poder
quitar y cambiar
los márgenes de la vida.

5
Me quedé con el hecho
de que la primavera puede
si quiere
vivir en un cuello.

6
Me quedé con el saber
de que ya que algo se hace
mejor querer
hacerlo bien.

7
Me quedé con la regla
de que un abrazo es un abrazo
aquí y en Mozambique.
Pero claro, los de algunas personas
significan más.

8
Me quedé con que todos debemos tener
al menos, tres fechas de cumpleaños.
Mil cuatrocientos noventa y dos,
mil setecientos ochenta y nueve y
mil ochocientos doce.

9
Me quedé con que el aliento duele
sin duda. Y llega a sangrar
con su ausencia.

10
Me quedé con que el amor
la luz, la travesura
la picardía y la emoción,
no dependen ni de edad
ni de altura, ni de origen.

11
Me quedé con los puntos sin final
los exámenes interminables
las canciones y películas.
Mi único, esperado
paraíso terrenal.

12
Me quedé con su falta omnipresente.
Con todas mis palabras en su nombre.
Sabiendo que sin ella
me falta un pulmón al respirar
y no recuerdo ni cómo se hacía
para llorar.

13
De Montserrat Forero
me quedé con una unión inaudita.
Una firma de vasallaje
y su apellido en mis historias.
Un millón de pescadillas
que siempre se morderán la cola.
Y la deuda eterna de hacer su nombre
el más brillante, claro y conocido
sol entre mis soles.

1 comentario:

Elendilae dijo...

Ayayayay! qué palabras tan bonitas! ^^

Que aunque últimamente no te comento, sigo leyendo todas las entradas que publicas, lo que pasa es que no se qué ponerte!! escribes tan bien que me quedo sin palabras para describir lo que siento.

Podría definirse como alegría, vida, energía, ganas de escribir, paz, amor, que a fin de cuentas es todo lo que transmites :)

Me ha gustado:

"Me quedé con el hecho
de que la primavera puede
si quiere
vivir en un cuello".

Un besito!