viernes, 23 de julio de 2010

Sudokus

De alguna forma, hoy me doy cuenta de que todos intentaban alejarme de ti. Todos sabían que no eras buena. Ni para mi corazón, ni para mi salud.

Pero yo no escuché a nadie. No escuché a nadie, porque solo quería escucharte a ti.



-Sabes que solo hay dos o tres formas de enamorarme.
-Lo sé. Pero déjame intentarlo. Te olvidas de cuánto me gustan los rompecabezas.
-Sí, en eso llevas razón. Eres la única persona a la que se le ocurre entrar en el baño mientras me ducho para dejarme sudokus en el espejo empañado.