sábado, 4 de diciembre de 2010

All about Us: Esta vez va por Matt LeBlanc




Mi querido Matt:

Pequeño, pequeño Matt que has sido siempre, por mucho que los años te decoloren el pelo. Apareces de nuevo, después de tantísimo tiempo en silencio, con una serie nueva. Y yo, yo me siento orgullosa.

He visto poco aún de tu nuevo proyecto, pero estoy segura de que será genial. Porque es como si hubieras aceptado que eres y serás Joey hasta que te mueras, y has aprovechado esto, que podría ser una debilidad, conviertiendolo en algo tan natural que te empujará a algo de nuevo hilarante y genial. Eras un joven actor que interpretaba a un joven con aires de actor, y ahora eres un veterano guaperas que interpreta al veterano guaperas que naciste para ser.

Estás canoso y tan ordinariamente atractivo como el mejor Clooney, y vives sin preocuparte porque te sigan llamando Tribbiani por la calle. Estás nuevo y guapo, y tan familiar como siempre. No puedes ni imaginar cuánto me consuela verte, verte sonreír sin que te haya cambiado la sonrisa. Consuela saber que tú sigues igual en mitad de este mundo terrible que cambia, gira y me decepciona constantemente. Me decepcionó Jenn, seguramente lo sepas. Courtney sigue en la cuerda floja de mis estandartes y del resto, poco sé. Pero tú, tú sigues siendo el Matt que yo conocía.

Gracias mi pequeño por conseguir aún quitarme el miedo. Gracias mi niño grande, que te aceptas y reconviertes como tantos otros debieron haber hecho. Te deseo, como siempre, la mejor de las felicidades.


Con todo mi amor, Ove.