domingo, 5 de junio de 2011

Hoy, te arrancaba la vida a besos.


"Gente ha muerto"
diría Calliope.
Y no le faltaría verdad.

Gente murió por su vida,
gente murió por su muerte,
y otra gente igual valiente
murió sanando sus heridas.

Pero tú, y yo misma
estamos aquí paradas
suspendidas en esta nada
que hace escarcha cuanto pisa.

Y mañana podríamos ser
gente muerta o quizás viva,
pero gente desapercibida
a la que nadie pudiera ver.

Yo te susurro que te siento.
Y digo de amarte, justo ahora.
Dulce, suave y a deshora;
evitando todos los lamentos.

No te pido que me quieras
sino que amemos sólo un rato.
Acabar con los reparos
de este día que nos espera.

Aunque sólo pueda prometerte
amarte bien hasta mañana.
Podríamos llegar a ser fantasmas
vagando en sueño intermitente.

Pero tú, tú confías en alguien
que aparezca por sorpresa.
Te llame a gritos mi princesa
y te cabalgue hacia Levante.

"Gente ha muerto"
diría Calliope.
Y no le faltaría verdad.
Pero tú no entiedes que la muerte
no dubita en madrugar.

2 comentarios:

Un boli Vic sin capuchón dijo...

Esto es música

Paula Iriso dijo...

que tiernaaaaaaaaaaa!!


pasate por mi blog

http://codigos-humanos.blogspot.com/