miércoles, 10 de octubre de 2012





Perdóname por ser humana, voluble y tuya.




No hay comentarios: