lunes, 2 de diciembre de 2013

O

Siento una necesidad
incoherente, inmanente,
sórdida y prepotente
de comerle la boca
                     a tu ombligo.