jueves, 26 de junio de 2014

26 de Junio de 2013

Hay crueldad en este mundo. Crueldad estructural, sistemática, sin-tó-matica.

Hay crueldad por todos lados, cuando sólo debería haber ternura. Incluso es la moneda de cambio para quienes sólo sabemos regalar ternura. Ojalá lo vierais, y apostaseis por mí. Supongo que es más fácil de cualquier otra forma. A veces es mejor no darte cuenta de lo rápido que todo pasa.

Ha acabado este pequeño juego de conocernos
nos han dejado el odiarnos o el querernos
y nunca poder recordar cómo fuimos
antes de decir que nos habíamos conocido.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La verdad reconstituye todas las respuestas.Generalmente todo hombre cuerdo no escoge para Si más que lo mejor de lo que conoce; el loco mueve a penitencia asusta los corazones de las gentes y pueblos por los cuales va.
Maravilla tus ternuras , tu locura desvestida, cruda.Pobres de espíritu son aquellos que no te vislumbraron, ni comprenden tus herencias; infortunio elegido , lugar de retiro, finalidad defensiva hasta la mano por la cual debió transcurrir la vida.
Gracias por ser y estar.