lunes, 11 de agosto de 2014

El dolor sin creatividad.



Ya todos son iguales, ya todas son idénticas. 
Añoro existir. 



Podría haber sido así. Que en un instante bajara de su casa un ser muy amado en el recuerdo y socorriera el dolor terrible de aquella hora maldita. Convertir un símbolo de angustia en uno de esperanza, con un único abrazo. Fue una tentación.

Al final parece que uno acaba madurando, quiérase o no. Llega el hombre sin rostro y deja caer pintura fluorescente en el suelo. La línea con la fantasía es real, es visible. No hay excusas si la cruzas, eres adulto y eres culpable. Pero a veces, hay quien la cruza.

Encuéntrame al otro lado. Estaré aquí toda la eternidad. Me preguntan cuál será mi legado, y respondo con la no-muerte.

Siempre estaréis vivos, porque yo os llevo dentro.

Y el camino.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Aquel sufrir le lleva a adoptar actitudes gestos y ademanes erráticos propios del endemoniado en to para sellar sin respuestas las preguntas más inquietantes pero todo no fue más que viento, humo que pasó, comienza el alma que quiere ser perfecta a mortifica sus pasiones; aprovechada ya en este ejercicio, se niega; luego, pasa al estado de la nada , donde se desprecia, se aborrece a sí misma y se humilla conociendo que es nada que puede nada y que vale nada ; de aquí nace el morir en los sentimientos, y en si misma de muchas maneras y a todas horas .

Tu nos haces mejores pérdida la fe.
Se buena y feliz .