miércoles, 4 de marzo de 2015

04 de marzo de 2015

Que me hablen de ti, Virginia.
Que me roben el aire y el pulmón.

No hay comentarios: