domingo, 22 de febrero de 2015

No me olvido. Tercer día del reto.

Uno de los tres poemas que componen la serie "Seguro que ya sabéis".

Seguro que ya sabéis. 



Estoy algo
totalmente
convencida, vamos
de que seré uno de esos viejos verdes
que lanzan piropos desde los bancos
o miran de reojo a las novias de sus nietos
mientras sorben fideos
o algo así, ya sabéis.
Seguro que ya sabéis.

Casi mejor me pego un tiro
y acabamos con esa posibilidad
de que me joda una existencia
más o menos honorable
- estoica, digamos -
en tres arranques seniles,
petróleo de algún manido sueño
que se me quede en el tintero.

Olor a orín, y a Pachouli,
o algo así, ya sabéis.
Seguro que ya sabéis.